Home Quienes somos Contactar
Español English
facebook twitter youtube Pinterest rss rss
Home >

Ciberdelincuentes falsifican pruebas de COVID-19 y certificados oficiales en la Darknet

Publicado el 25/03/2021

check point

Los vendedores envían los documentos falsos en menos de 24 horas, por correo electrónico, una vez les han enviado los datos y el pago.  Es posible comprar pruebas COVID-19 negativas con ofertas de 3x2 a 25 dólares.

De igual manera, anuncios de venta de supuestas vacunas contra el virus han crecido en un 300% en los últimos 3 meses. Ofrecen las vacunas disponibles en el mercado, Johnson & Johnson, AstraZeneca, Sputnik, SinoPharm por tan solo 500 dólares.



Si bien es cierto que la vacunación contra el COVID-19 va muy rápidamente, sólo un 1% de la población mundial ha recibido el ciclo completo de inyecciones. Miles de millones de personas siguen esperando su primera dosis, y no existe certeza de cuando la recibirán, con lo cual, los ciberdelincuentes tienen una gran oportunidad de “negocio”.

De acuerdo con investigaciones llevadas a cabo por la División de Inteligencia de Amenazas de Check Point Software Technologies LTD durante enero de 2021, se han detectado cientos de anuncio ofreciendo vacunas a 500 dólares, llegando a día de hoy a 1.200 anuncios. De igual manera, la oferta se ha ampliado hasta ofrecer tarjetas de vacunación falsas emitidas por Centros de Control y Prevención de Enfermedades (CDC) a 200 dólares, y pruebas negativas de COVID-19 con la oferta "compre dos y llévese la tercera gratis", y una versión de prueba negativa disponible en menos de media hora a un costo de tan solo 25 dólares.


Certificados de vacunación falsos en venta

La Comisión Europea, brazo ejecutivo de la UE, ha propuesto un certificado de vacunación que sirva como “apertura de puertas” en todos los países de la Unión, con el objetivo de reimpulsar el turismo, la reactivación de vuelos y el cruce de fronteras. La propuesta de la comisión consiste en utilizar el “certificado verde digital” para probar que las personas se han vacunado, que han dado negativo en las pruebas COVID-19 o que se han recuperado satisfactoriamente. Es decir, que este certificado se convertiría en el nuevo pasaporte entre los países de la UE, que le dará el ticket de entrada al país y le permitirá participar en espectáculos en vivo, acceso a espacios públicos y actividades culturales.

Ante esta situación, los ciberdelincuentes han visto una oportunidad de negocio en la falsificación de documentos relacionados con la COVID-19, aceptando incluso criptomonedas como método de pago.

Distintas web ofrecen documentos de COVID negativo, con aspecto bastante real, y que pueden ser creadas directamente por el usuario pagando 25 dólares. Los resultados son enviados al correo que estos hayan proporcionado en menos de 30 minutos después de haber hecho la solicitud.


Venta de las vacunas de Johnson & Johnson, AstraZeneca, Sputnik y SinoPharm

De igual manera, gran cantidad de vacunas falsas se están ofreciendo a un costo de 500 dólares la dósis. Desde enero 2.021 hasta hoy,  la cantidad de este tipo de anuncios ha aumentado en 300%, superando los 1.200. Las vacunas ofrecidas y sus precios son:

●    Oxford - AstraZeneca: 500 dólares
●    Johnson & Johnson: 600 dólares
●    La vacuna rusa Sputnik: 600 dólares
●    La vacuna china SINOPHARM: 500 dólares

Alerta Oded Vanunu, jefe de investigación de vulnerabilidades de producto en Check Point."La Darknet está en auge debido a la actividad relacionada con las vacunas. Este no era el caso cuando empezamos a estudiar la Darknet en torno a este tema hace tres meses. Entonces, sólo vimos unos cientos de anuncios de la vacuna Moderna o Pfizer. Hoy en día, se pueden ver múltiples oportunidades para poder comprar todas las marcas de vacunas disponibles. La nueva tendencia que estamos empezando a ver es que los ciberdelincuentes están empezando a ofrecer certificados de vacunación falsos.”. “Es imperativo entender  que intentar obtener una vacuna, una tarjeta de vacunación o un COVID-19 negativo por medios no oficiales es extremadamente arriesgado, ya que los ciberdelincuentes están más interesados en su información e identidad. Las personas que no están vacunadas y que utilizan documento o pruebas de COVID falsas cuando tienen coronavirus, están perjudicando la lucha contra la enfermedad. También es muy importante que no compartir las tarjetas de vacunación o las pruebas negativas de COVID-19 en las redes sociales, ya que lo que se comparte puede llegar a la darknet de alguna manera”, concluye Vanunu.


Recomendaciones de Check Point Research para reconocer y prevenir el uso de documentos falsos:

1.    Autentificar: faltas de ortografía, logotipos en baja calidad y errores en la redacción, son indicadores sobre la falta de autenticidad de los documentos.
2.    Gestiones internas: cada país debe encargarse de llevar un registro central con las pruebas y personas vacunadas, que pueda compartirse de manera segura entre los organismos pertinentes. 
3.    Firmas digitales: todos los datos de las pruebas y de la población vacunada deben ser firmados de manera digital con claves encriptadas.
4.    Escanear códigos: aeropuertos, controles de fronteras y cualquier agente oficial debe estar en capacidad códigos QR o de barras que enlacen el registro y valide la autenticidad del documento y los datos proporcionados.
5.    Compartir datos válidos: en el futuro, los países deberían estar en capacidad de compartir los datos obtenidos de manera digital, a fin que las personas certificadas puedan circular sin ningún inconveniente entre países. A manera de ejemplo, ya Grecia e Israel, acordaron reconocer los certificados emitidos por cada uno.

Volver