Home Quienes somos Contactar
Español English
facebook twitter youtube Pinterest rss rss
Home > General

4 tips a tomar en cuenta al elegir el SDD ideal para el centro de claves datos corporativos

Publicado el 08/10/2020

En la actualidad, el volumen de datos manejados para las empresas es enorme debido al teletrabajo, con lo cual es fundamental tener una tecnología que sirva de apoyo robusto para lidiar con esta situación. Pensando en ello, Kingston Technology, líder mundial independiente de productos de memoria y soluciones tecnológicas, da a conocer qué se debe tomar en cuenta a la hora de elegir un SSD idóneo para cada centro de datos según sus características, a sabiendas que hay una gran confusión al momento de elegir el equipo apropiado.

mayoristas kingston
En este sentido, Pedro González, desarrollador de negocio de Kingston España, manifiesta que “Ahora es más importante que nunca estudiar con detenimiento cuáles son las características adecuadas del SSD que se va a utilizar para guardar los datos de una empresa. Hay que tener en cuenta que las unidades que se insertan en un servidor deben afrontar requisitos de demanda y rendimiento constantes para un uso intensivo. En este sentido, nuestras unidades SSD NVMe U.2 DC1000M se caracterizan por su alta capacidad de almacenamiento y por el mejor rendimiento de grado empresarial, aportando además una protección de extremo a extremo capaz de garantizar la seguridad de todos los documentos y archivos almacenados”. “Todas estas propiedades son, hoy en día, tremendamente necesarias para cualquier empresa que quiera trabajar a pleno rendimiento sin fallos de funcionamiento”, agregó González.

Lo principal es ser capaces de reconocer las diferencias entre un SSD para uso particular o diario y otro que sirva como centro de datos. En las empresas, los servidores deben permanecer activos las 24 horas del día, todos los días del año, con lo cual debe ser mucho más resistente a la actividad a la que es sometido. Para escoger un SSD adecuado se deben tomar en cuenta los siguientes cuatro aspectos:

1.   Rendimiento lineal: por motivo del teletrabajo, los centros de datos se han visto con la necesidad de contar con más aplicaciones instaladas. Por esta razón, el SSD empresarial debe soportar la carga generada por las aplicaciones sin afectar el rendimiento, generando un nivel de actividad constante que garanticen a los empleados un rendimiento eficiente.  Los SSD para centros de datos de calidad empresarial de Kingston están especialmente diseñados para mantener un rendimiento homogéneo, aunque suponga sacrificar algunos niveles máximos.

2.   Grandes cachés: si gran número de empleados acceden desde diferentes lugares a la red empresarial, es lógico suponer que se generan una gran cantidad de actividades en segundo plano, con lo cual es prioritario que los SSD empresariales utilicen grandes cachés de DRAM y ajustados dentro del firmware, a fin de asegurar un rendimiento homogéneo.

3.   Máxima protección: ser víctimas de la pérdida o robo de datos es la pesadilla de cualquier empresa, así que un buen disco SSD debe incorporar características para la protección de ruta de datos de extremo a extremo, y otra específica para la pérdida de alimentación que proteja a los archivos en movimiento de tantas conexiones remotas.

4.    Capacidad de almacenamiento: los datos y programas son cada vez más numerosos. Es fundamental que las unidades SSD de los centros de datos posean  gran capacidad de almacenamiento para que toda la información sea almacenada sin inconvenientes en una ubicación única y asequible a todos. Por esta razón, las empresas deben ser conscientes del uso que pretenden darles a los dispositivos para poder elegir el sistema de almacenamiento que más se adapte a sus necesidades, tanto en capacidad como en operatividad.
 

Volver