Home Quienes somos Contactar
Español English
facebook twitter youtube Pinterest rss rss
Home > General

El malware y los juegos ilegales disminuyen la seguridad para los gamers

Publicado el 07/10/2021

Avast y malware 
Estas premisas están resultando ser un recordatorio de que atacar a los gamers puede ser un negocio muy rentable para aquellos ciberdelincuentes con ideas especialmente maléficas. En esta línea, cabe recordar la importancia de que los jugadores se protejan siempre contra el malware y no descarguen versiones ilegales y "crackeadas" de sus videojuegos.
 
BloodyStealer
 
En concreto, BloodyStealer es un malware que roba información. Por otro lado, además de la información habitual que este tipo de malware obtiene, es decir, cookies, contraseñas e información financiera, también acaba consiguiendo sesiones de juego. Lo singular del robo de las sesiones de juego es que permite a los atacantes poder conectarse a los principales servicios de juego online como si fuesen la víctima. Este hecho les permite el control total de dicha cuenta. BloodyStealer, por otra parte, se dirige a algunas de las plataformas de juego más populares: Epic Games Store, Bethesda, Steam y EA Origin.
 
De hecho, los atacantes quieren las cuentas del juego para venderlas en mercados clandestinos. Especialmente tienen interés en aquellas cuentas de alto nivel. Estos ciberdelincuentes, además, pueden acabar vendiendo los objetos que los jugadores han ganado o, incluso, los objetos por los que han pagado dentro de sus propios juegos. Y es que a pesar que los productos sean virtuales, cuestan dinero real.
 
Crackonosh
 
Este verano en concreto los investigadores de Avast Threat Labs dieron con otro malware: Crackonosh, a partir del cual los atacantes cargaban, a su vez, su malware en versiones "crackeadas". Es decir, en aquellas copias ilegales que la gente descarga en lugar de comprar legalmente los juegos más populares.
 
De hecho, cuando los usuarios descargaban Crackonosh éste incluía discretamente el minador de monedas Monero, capaz de sustraer la potencia de cálculo de las víctimas, creando criptomonedas a favor de los autores del malware. Por otro lado, Crackonosh desactivaba el software de seguridad y también las actualizaciones, dejando el sistema realmente vulnerable a futuros ataques.
 
Algunos de los juegos a los que atacaba Crackonosh eran: NBA 2K19, Grand Theft Auto V, Far Cry 5, Jurassic World Evolution, Los Sims 4 Estaciones, Pro Evolution Soccer 2018, Euro Truck Simulator 2, Fallout 4 GOTY, Call of Cthulhu o We Happy Few.
 
Los países con el mayor número de usuarios afectados por Crackonosh son, especialmente, Estados Unidos, Filipinas, Brasil, India y Polonia, siguiéndoles de cerca Reino Unido, Italia, Francia y Canadá. Otros países afectados son España, México, Argentina y Portugal. De hecho, Crackonosh fue muy lucrativo, llegando a generar más de 2.000.000 dólares provenientes de 222.000 sistemas que se vieron afectados en todo el mundo desde junio 2018. 
 
La mejor forma de proteger las cuentas de juego (y protegerse)
 
Las nuevas amenazas han servido para recordar que gamers, cuentas y diferentes bienes dentro del juego realmente acaban siendo objetivos específicos para los autores de malware. Para evitar convertirse en víctimas, Avast recomienda:
 
1. Ejecutar una correcta seguridad en el sistema de juego, logrando así una adecuada protección contra las infecciones de malware. De la mano de la seguridad de Avast, ya es posible activar la opción de silenciar las alertas mientras se está jugando, para un mayor confort de los gamers. 
 
2. Numerosas son las plataformas de juego capaces ya de incluir alguna forma de autenticación multifactorial. A pesar de que esto no proteja contra todos los intentos de robo, sí que puede ser muy útil para elevar de forma significativa el nivel de protección.
 
3. Avast también aconseja comprar juegos únicamente en tiendas de juegos legítimas. Si se desean versiones "crackeadas" de juegos, es muy probable recibir más de lo que se estaba buscando. Es decir, que la seguridad forme parte del sistema de juego acaba tratándose de una medida realmente inteligente, capaz de ayudar a ahorrar muchos problemas y proteger a los gamers contra este tipo de amenazas.
 

Volver